Articles

Frutas y hortalizas


Repla, S.C.A.

Hortalizas y miel

                      

Los socios de esta cooperativa eran jornaleros que cada año emigraban a la Rioja o Francia y que apostaron por crear sus propios puestos de trabajo y quedarse en su tierra; miembros activos del SOC (Sindicato de Obreros del Campo) y conscientes de la realidad en el campo andaluz, hace 16 años formaron una cooperativa entre 10 socios.

REPLA cuenta ya con una larga trayectoria en la producción y comercialización de productos ecológicos, siendo uno de los proyectos pioneros andaluces. La finca en la que trabajan se encuentra situada en la Sierra de Yeguas y fue concedida en arrendamiento por concurso público.

Los comienzos no fueron fáciles, se iniciaron con colmenas, con la pretensión de hacer una producción con mucha mano de obra y poca inversión. Al segundo año junto al ISEC (Instituto de Sociología y Estudios Campesinos) comenzaron su andadura en la producción ecológica, ya que ellos estaban reivindicando otro tipo de agricultura sin "venenos". Empezaron con 2 has. en ecológico, en las que cultivaban de 40 a 50 variedades para poder abastecer al mercado interno. También participaron en la creación de organizaciones de consumidores y productores ecológicos de Málaga y Córdoba.

En la actualidad son 4 socios y cultivan 16 has. de olivar variedad Hojiblanca, 34 has. de hortalizas variadas y continúan con las colmenas en las que también realizan un manejo ecológico.

La comercialización a nivel local la realizan en ecotiendas y en casi todas las tiendas de la FACPE. A nivel internacional la comercialización es a través de Hortícolas Sierra, S.L. La aceituna la molturan en Sierra de Yeguas, S.C.A., y la miel (premiada en multitud de ocasiones por su calidad) la venden bajo la denominación "Almoradúz".

 

Gregorio Días Cantillo

Hortalizas

                  

La Finca El Laurel está situada en Sevilla, en Puebla del Río, ya en la zona de influencia del Parque Nacional de Doñana. Se trata de una explotación familiar donde trabajan Gregorio, Mª Isabel y Cristina realizando una fuerte apuesta por la producción ecológica y el mercado local de sus productos.

Llevan más de 20 años en la huerta y desde el 1997 inscritos en el CAAE como finca de producción ecológica.

En la finca "El Laurel", de unas 3 hectáreas de superficie, aproximadamente el 80% de la semilla que utilizan es propia y podemos encontrar hasta veinte referencias a lo largo del año: patata, cebolla, pimiento, pepino, sandía, calabaza, berenjena, remolacha, puerro, acelga...Además de cultivar distintas variedades de algunos de estos cultivos, así cuentan con hasta siete variedades de patata para este año, ó variedades tradicionales como, por ejemplo, tomate corazón de toro, tomate de invierno o el tomate rosado de Grazalema.

Dada la alta biodiversidad que han generado en su finca, prácticamente no tienen necesidad de realizar tratamientos fitosanitarios autorizados en Agricultura Ecológica, ya que la fauna auxiliar autóctona se encarga de controlar los posibles parásitos.

Desde hace ya muchos años, la Finca El Laurel representa uno de los pilares principales del suministro de hortalizas frescas en La Ortiga, llevando sus productos también a Almocafre o Serranía Ecológica, junto con varias ecotiendas de Sevilla o Aracena. Gregorio y su familia mantienen con estas organizaciones una relación de compromiso y amistad desde hace muchos años.

 

Antonio Mulero Tamayo

Hortalizas y frutales

  tamayos16 20040429 69004846        

Antonio Mulero es un agricultor de la Sierra de Cádiz, su finca "Los Tamayos" está situada en un paraje maravilloso en las cercanías de Pardo del Rey. "Los Tamayos" está, desde 1996, avalada por el CAAE como ecológica. Antonio manejaba su finca de forma tradicional y cuando conoció la agricultura ecológica decidió trabajar en esta línea.

Es una explotación familiar, en la que notan cómo ha ido mejorando desde que practican agricultura ecológica. Cuenta con un mayor abanico de posibilidades para vender sus productos y, algo muy importante, gran satisfacción personal por el trabajo que realizan. Según Antonio es una forma de vida en contacto con la naturaleza y una agricultura que mantiene el equilibrio de la misma, considera que la agricultura ecológica le permite hacer lo que le gusta, aunque tiene dificultades para obtener semillas ecológicas además de tener que trabajar más horas para controlar las hierbas, no siendo un problema grave el control de las plagas.

Su finca cuenta con una superficie de 18 has con gran variedad de cultivos: almendros, olivar, algarrobos, frutales y hortalizas. Además, de un rebaño de ovejas muy nobles, que las lleva de una parcela a otra para controlar las hierbas.

La superficie que dedica a las hortalizas es de 3,5 hectáres al aire libre. Destaca la gran variedad de hortalizas: patatas, cebollas, calabazas, habichuelas, pimientos, tomates, calabacines, ajo, berenjenas,...

Antonio forma parte de Agrícola Pueblos Blancos S.C.A. en Bornos, donde lleva sus hortalizas y frutas y Los Remedios S.C.A. en Olvera, donde lleva  la aceituna para el aceite ecológico "Oro Natura". Además del puesto que tiene en la plaza de abastos de Prado del Rey, vende sus frutos a La Ortiga, La Borraja, El Encinar,...
 

 

Agrícola Pueblos Blancos S.C.A.

Hortalizas y frutales

 

La Cooperativa Agrícola Pueblos Blancos está situada en la Sierra de Cádiz. Esta cooperativa inició su andadura en el año 2003 con 33 socios/as, con cultivos en producción convencional, integrada y ecológica, implusados por la Mancomunidad de Municipios de la Sierra de Cádiz.

Después de un período de cambios, en febrero de 2006 empezó a trabajar de nuevo con 13 socios/as con cultivos exclusivamente ecológicos: ocho agricultores, tres agricultoras y dos cooperativas. La Cooperativa cuenta con una nave en Coto de Bornos, rodeada de campos de fresas. Los socios y las socias de Pueblos Blancos S.C.A. llevan sus productos, una o dos veces por semana, a estas instalaciones y desde allí Enrique y Antonio con una furgoneta la distribuye a numerosos puntos de Andalucía. Los productos que más suelen comercializar son las hortalizas de temporada, aunque también nos surten de cítricos, fresas, algún subtropical cómo el caqui y frutos secos.

De las organizaciones de la FACPE llevan sus cosechas de forma habitual a La Breva (Málaga), La Borraja (Sanlúcar de Barrameda), La Ortiga (Sevilla) y El Encinar (Granada), normalmente una vez por semana.

Además, venden en numerosas ecotiendas, herbolarios y participan en el Programa de la Junta de Andalucía de introducir menús ecológicos en los comedores escolares, asimismo, son miembros de la Red de Productores Ecológicos de Andalucía (REPA).

Se trata de una organización de productores que, mediante la unión y la planificación conjunta, puede dar salida a pequeños/as y medianos/as productores/as de la Sierra de Cádiz y hacer viable la continuidad de su trabajo en el campo.

 

Cucho Verde S.L.

Hortalizas y frutales

 

Cucho Verde, S.L. es una comercializadora de productos hortícolas, cítricos y subtropicales que comenzó a trabajar hace 6 años como semillero ecológico, avalada por Sohiscert, y más tarde derivó hacia la producción y comercialización.

Paco Sánchez, uno de los empresarios de esta iniciativa, estudió agricultura ecológica en el año 1985 y lleva ya 20 años en el sector, considera que la agricultura no puede ser de otra manera, ni a nivel medioambiental ni de salud: "no tiene sentido estar envenenando a quien te da de comer".

Los agricultores con los que trabaja son, fundamentalmente, de la Costa de Granada, pero también, comercializa los productos de agricultores de Albuñol, Alpujarra granadina, Altiplano granadino y Vélez-Málaga. Todos ellos están certificados como ecológicos. Más de la mitad de estos agricultores son productores de hortalizas ecológicas bajo plástico, otros cultivan tanto bajo plástico como al aire libre y otros cultivan sólo al aire libre; en hectáreas Cucho Verde trabaja con unas 20 ha bajo plástico y unas 60 ha al aire libre.

Junto con la comercialización de sus productos Cucho Verde realiza labores de planificación de las producciones y asesoramiento en las fincas sobre el manejo de los cultivos en ecológico.

La empresa cuenta con un almacén para el manipulado de las frutas y hortalizas, en Motril, en el que trabajan siete personas durante todo el año.

Desde aquí se distribuyen los productos, fundamentalmente, hacia el mercado exterior europeo. A nivel regional, vende en ecotiendas de Málaga y Granada, en muchas de las tiendasde la FACPE y, de lunes a sábado, en dos puestos en el mercado municipal de Motril.

 

 

Manuel Soto López

Frutales de Galaroza

        

En pleno Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, en una zona donde los cultivos de la Vega y los frutales se están abandonando, Manolo se puso al frente de una finca en Galaroza, inundada de zarzales y que llevaba casi 35 años sin cultivarse, animado por su afición al campo y la agricultura.

Manuel Soto es productor de fruta ecológica en la localidad de Galaroza en Huelva. En el año 2001 decidió cultivar los frutales siguiendo un manejo ecológico, además de contar con las ayudas de la administración, descubrió que sus frutas se vendían bien en el mercado ecológico, ya que a nivel andaluz la producción de frutales ecológicos es escasa y las ecotiendas y organizaciones de consumidores/as demandan frutas de la tierra.

Manolo en las fincas de La Confesa y La Pasamala maneja unas 5 has de frutales, donde ha batallado mucho porque, a pesar de estar en zona de vega con acceso a regadío, debido a las sequías de los últimos años ha perdido muchos árboles que ha ido reponiendo. Los frutales son, fundamentalmente, melocotones de la variedad Almagreños, una variedad antigua, tardía, sabrosa, muy adecuada para realizar conserva; y peros de variedades tradicionales comoel Pero de Galaroza y el Pero Rufino. En una de las fincas, mientras los frutalescrecen, cultiva hortalizas entre las líneas, sobre todo, patatas.

Según su experiencia, cuenta con la ventaja de que el consumidor ecológico aprecia el sabor de sus frutos, aunque no tengan el aspecto comercial en tamaño y homogeneidad que impone el mercado convencional. Entre las dificultades, Manolo resalta que el manejo es más complicado que en convencional y hay que aprender mucho, la dificultad para encontrar insumos y su precio y la mucha burocracia y escasa cuantía de las subvenciones.

Manolo lleva sus productos a varias organizaciones de la FACPE, como La Ortiga, Almocafre y Almoradú, y a ecotiendas en Aracena y Sevilla.

 

 

Manuel Vaquero Ortíz

Ajo seco

 

Al sur de la provincia de Córdoba, el la campiña alta, Manuel Vaquero se dedica a la producción y comercialización de ajo ecológico. Se trata de una empresa familiar que lleva más de 15 años dedicada al cultivo, producción, manipulación y comercialización de ajos, contando en la actualidad con una línea de producción ecológica.

El ajo es de cosecha propia y cuentan con pequeños productores de apoyo en el caso de que la demanda de ajo sea mayor. El sector del ajo convencional está muy mal organizado, nos cuenta Manuel Vaquero Cabellodealba, y la producción del ajo ecológico es para ellos una buena alternativa económica, más rentable y con mayor estabilidad en los mercados; a pesar de los mayores costes de mano de obra que tienen en el manejo ecológico del ajo.

La superficie para el cultivo de ajo ecológico es de unas 100 hectáreas, certificadas por CAAE, y para la manipulación y envasado de los productos cuentan con unas modernas instalaciones propias en Montalbán.

La comercialización de sus productos es, sobre todo, a través de la exportación a la Unión Europea, así como a Brasil, EEUU y Japón. También asisten a numerosas ferias, tanto a nivel nacional como internacional, para dar a conocer sus productos.

De las organizaciones de la Facpe podemos encontrar los ajos de "La abuela Carmen" en la cooperativa Almocafre o los ajos secos a granel en La Ortiga, al final de la temporada.

Manuel Vaquero forma parte de EPEA, la Asociación de Empresas de Productos Ecológicos de Andalucía.

 

 

La Verde

Hortalizas y Frutales

 

La cooperativa La Verde comenzó su andadura en el año 1986, en Villamartín, cuando un grupo de jóvenes del Sindicato de Obreros del Campo (SOC), tras un año de debate, ocuparon las tierras para iniciar un proyecto de agricultura ecológica, cuidar la huerta y poder vivir de ella, un proyecto colectivo en el que participaban más de una veintena de personas.

Actualmente la forman 6 cooperativistas con una superficie total de 14 has (2 has para pastos, 3 has de frutales y 7 has de huerta con más de 30 cultivos al año y de muy diversas variedades). Tienen un marco túnel con moras, frambuesas y uvas. Al aire libre cultivan: fresas, cebollas, lechugas, patatas, variedades de tomates, zanahorias moradas, puerros...

Desde sus inicios hasta ahora, nos cuenta Manolo Zapata, la huerta tiene más equilibrio, se ha creado gran diversidad, ha mejorado la producción y se ha ganado en autosuficiencia.

Asegurar el autoconsumo de las familias cooperativistas, participar en un modelo más justo de distribución y consumo de alimentos o poder recuperar y multiplicar variedades locales son sus principales motivaciones.

Lamentan que trabajan en un mercado poco desarrollado y que existen insuficientes líneas de investigación; ellos por parte asignan un dinero y un espacio en la huerta para investigación.

Vende sus productos en el mercado andaluz, a través de Agrícola Pueblos Blancos S.C.A., sin intermediarios hasta el consumidor final. Proveen a La Ortiga, El Encinar, La Breva, La Borraja y ocasionalmente a Serranía Ecológica y Almocafre. Además de numerosas ecotiendas y comedores escolares.

Para Manolo, es necesario que las personas se acerquen a conocer la huerta ya que esto hará que se valore más el trabajo que realizan los/as hortelanos/as y sus frutos.

 

 

Juan M. Carrasco Iglesias

Uva de mesa

 

Juan nos cuenta que empezaron hace treinta años a comprar parcelas en el campo, porque era lo que quería, poder cultivar y trabajarlo, pero ahora han ido vendiendo parcelas porque, como otros muchos agricultores andaluces, no tendrá relevo generacional.

Juan Carrasco cultiva uva de mesa ecológica en la localidad de Bollullos del Condado, en la denominada Tierra Llana de Huelva, cercana al Parque Nacional de Doñana. La Comarca del Condado cuenta con una gran tradición en el cultivo de vid, siendo el sector vitivinícola motor económico desde el siglo XVIII, contando en la actualidad con importantes bodegas.

Juan Carrasco, recogiendo la tradición de su tierra, puso en marcha en 1997 una finca de cultivo ecológico de vid, pero de una variedad de uva de mesa. Así, Juan arrancó la viña de uva para vino de la variedad Zalema de una parte de su campo y puso cepas de uva de mesa de variedad Cardinal, unas dos fanegas, en una zona de suaves pendientes, rodeada de olivar, vides y cereal; que desde entonces, y certificado por el CAAE, maneja siguiendo las indicaciones de la producción ecológica, animado desde el principio por su hermano Manuel, que fue quien le dió a conocer la agricultura ecológica.

En el manejo de la uva de mesa ecológica, Juan realiza varios pases de cultivador acoplado a un pequeño tractor para el control de las hierbas adventicias, usa abonos ecológicos y realiza varios tratamientos con cobre y azufre para evitar los problemas de enfermedades por hongos; suponiendo para él mucho trabajo y tiempo, ya que son tratamientos preventivos aunque como él mismo dice "la ventaja es que ya llego a mi casa y me como la uva sana".

Juan vende su uva de mesa en Cataluña, Euskadi, en ecotiendas de Málaga y varias de las organizaciones de la Facpe como La Ortiga, Almocafre, Almoradú y El Encinar.

 

 

Ecoaltiplano, S.C.A.

Hortalizas y huevos

 

Para José María Morcillo, presidente de la cooperativa, es una forma de trabajar como la que hacían los mayores, que es la que les gusta, considerando el asociarse como una alternativa para poder sobrevivir los/as pequeños/as agricultores/as.

La cooperativa Ecoaltiplano, constituida el pasado junio de 2007 en la zona norte de la provincia de Granada, está formada por siete productores/as ecológicos/as, que venían dedicándose al cultivo ecológico desde hace ya varios años, vendiendo cada uno por su cuenta y orientados algunos de ellos hacias la exportación, y que deciden aunar sus esfuerzos y poner en marcha un proyecto de producción y comercialización conjunta.

Desde hace ya unos años la Universidad de Córdoba ha realizado varios proyectos en esta comarca, teniendo como base el marco de la agroecología y que mediante la investigación-Acción-Participativa han favorecido la creación de esta cooperativa, introduciendo la diversificación de cultivos y la venta de sus productos en los mercados locales como parte de sus fines y filosofía.

Las personas que integran la cooperativa se dedican a la producción ecológica en Castril, Castilléjar y Freila; contando con una superficie total aproximada de 15 has de olivar, 5 has de almendros y unas 10 has de hortícolas, siendo los cultivos principales patatas y cebollas, y cultivando hasta 25 hortalizas diferentes.

La comercialización de sus productos la realizan en ecotiendas de toda Andalucía y en la zona de Levante y en organizaciones de la Facpe como Almocafre, La Borraja, La Breva, La Ortiga y El Encinar. Además participan en el programa de Alimentos Ecológicos en los comedores escolares andaluces, con unos 1.000 comensales en 8 colegios y 2 guarderías, y en uno de los proyectos de "Sistema Participativo de Garantía" que se están llevando a cabo en Andalucía, teniendo en mente realizar actividades educativas en las fincas.

 

 

Pepe Ruiz Gutiérrez

Cerezas y licores

 

"Es una forma de entender la vida, por vivir sin alterar el medio, y adaptarte tú al medio en que vives. Convivir con armonía con lo que hay" nos comenta Pepe "... lo ideal es el intercambio, el truene".

Pepe Ruiz es uno de los fundadores de la Asociación El Encinar y era miembro de la Asociación Umbela, germen de la agricultura ecológica en Andalucía.

Junto a Rafa Villadén y otras personas, en los años ochenta, se unieron para crear otro espacio, un lugar de intercambio, donde encontrar los productos de temporada todo el año, un espacio con una filosofía diferente.

En Monachil, en los Avises, maneja las tierras que ya cultivara su bisabuelo y en las que se ha criado. Aquí nació, en el seno de una familia dedicada a la agricultura tradicional, la de autosuficiencia, cuando se sembraba durante el verano y todo se guardaba, para ser consumido durante el invierno.

Se trata de un auténtico vergel, con huerta, vid y frutales en el que pastan un pequeño rebaño de ovejas, que además estercolan y quitan la hierba, y que conviven con las gallinas, el mulo, el caballo, la burra, los perros y el gato.

Siembra diversas hortalizas, aunque el cultivo fuerte de la zona es la habichuela, debido a la altitud. Entre los frutales destacan los cerezos, cuyos frutos podemos disfrutar a partir de mayo, y endrinos. Los endrinos los puso a partir de sierpes de la zona de los Montes Orientales de Granada, que después él ha ido reproduciendo hasta los 3000 árboles a día de hoy.

Pepe elabora exquisitos licores, de cerezas y frambuesas, y el pacharán "Espino Negro"; cosechados los frutos, éstos se maceran en bidones de 3000 litros de acero inoxidable durante 2 o 3 o más años, cogiendo sabor y cuerpo con el tiempo. Vende sus productos en restaurantes, ecotiendas de Granada y organizaciones de la Facpe como La Ortiga, Almocafre y El Encinar.